La innovación como camino a la productividad

La innovación como camino a la productividad

“Según la OCDE la productividad total del rubro bajó a una tasa anual de 4,7% entre 1993 y 2015, y sugiere invertir más en innovación y capital humano”.

Preocupación en el sector minero causó el informe “Revisión de la Política de Transformación Productiva” publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE.

En él se detalla que “la productividad total de factores (PTF) del país se ha mantenido estancada desde la década de los ’90, situación que se explica en gran parte por el pobre desempeño del sector minero, que vio un declive promedio anual de 4,7% entre 1993 y 2015”.

Según la entidad, una de las claves para que una nación sea competitiva a nivel mundial es la innovación. El gasto empresarial total en investigación y desarrollo (I+D) sobre el valor agregado bruto total en el rubro minero es de 0,15% en Chile, comparado con el 2% que se invierte en Australia, 1,5% en EE.UU. y 1% en Suecia. Pobre desempeño si consideramos además que Perú, por ejemplo, ha ido elevando el valor agregado de los servicios en las exportaciones mineras en los últimos años.

En Trefimet comprendemos perfectamente lo difícil que es introducir innovaciones en los procesos mineros, ya que nuestro diferencial de empresa es precisamente el desarrollo de productos para hacer más eficientes procesos de lanceo estancados en el siglo XX.

Por esta razón, la inversión en I+D de Trefimet es de 4,2% (promedio entre el gasto del 2016 y 2017), lo que supone más de 28 veces más que la media del país.

POR EL CAMINO CORRECTO

Darwin Morales, Gerente de Operaciones y líder de la unidad de investigación, desarrollo e innovación de Trefimet nos indica que: “Para nosotros fue clave poder demostrar que nuestras lanzas térmicas de última generación mejoran la productividad de la fundición. Una operación eficiente, más rápida y precisa, trae beneficios no sólo en los tiempos de sangrado. También hace la operación más segura tanto para operarios como para la infraestructura, disminuyendo los riegos, las lesiones laborales y la frecuencia de las mantenciones de los pasajes, lo que se traduce en un aumento en la productividad de la obra.”

Otro elemento esencial es una mano de obra calificada. Trefimet, a la vanguardia en Investigación y desarrollo, tiene un 8,57%. de trabajadores dedicados exclusivamente a I+D, más de 71 veces más, que la media del país:

“La especialización de Chile en segmentos de bajo valor agregado significa que su fuerza laboral está compuesta en gran medida de trabajadores de baja calificación”, afirmó el estudio, que precisó que mientras que de cada mil trabajadores mineros de Australia 21.4 se dedican a actividades de I+D, en Suecia 13.3 y en Noruega 11.4, sólo 1,2 de cada mil empleados mineros chilenos se dedican a actividades de I+D. Esto supone tan sólo un 0,12% de la fuerza laboral en minería.

Administrador

.

Ver admin Posts